Noticias

3.feb.2017 / 07:58 pm / Haga un comentario

A propósito de aquel febrero rebelde del 92, el Comandante Luis Reyes Reyes califica el 4F como una llamarada del pueblo que lo sembró de esperanza hacia una Patria buena y reivindicó la larga lucha de otros, quienes intentaron liberarla del yugo oligárquico y hegemónico de Acción Democrática, COPEI y poderosos sectores económicos.

“Nosotros llegamos al 4 de febrero por la situación social y económica que vivía el país, pero sobre todo, por la quiebra que había entre los gobernantes y sus gobernados; grupos que se hicieron Gobierno, no para atender las necesidades del pueblo, sino para satisfacer los intereses de las grandes transnacionales y la oligarquía nacional que hacían vida en el país”.

“Vimos el 27 y 28 de febrero del 89, como, la gente salió a las calles, un movimiento que no tuvo direccionalidad, y eso nos hizo pensar que toda acción del pueblo tenía que tener dirección, y nosotros que veníamos preparando el 4F, que no fue una acción de pensar 2, 3 o 4 años, el 4F es la continuación de una serie de hechos que se dieron en el país desde los años 60, incluso mucho más atrás desde Zamora y si vamos más atrás en la historia, desde Bolívar; cuando hablamos de independencia, de soberanía, de igualdad, de justicia, de solidaridad tenemos que remontarnos mucho más atrás” expresó, Reyes Reyes.

Para evaluar las causas del 4F, el comandante Reyes Reyes, rememoró los hechos suscitados en los años 60 y 80, donde un grupo de venezolanos decidió tomar las armas e irse a las montañas, buscando romper con aquellos que traicionaron, en el año 58, la fe del pueblo que salió a las calles para derrocar la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, agregó que no fueron los políticos tradicionales, “fueron hombres como Fabricio Ojeda y otros jóvenes camaradas los que se pusieron al frente del pueblo, mientras los que vinieron a concebir el “Pacto de Punto Fijo” estaban en Nueva York, Washington en todas partes del Mundo, menos al frente del pueblo” dijo.

Sin embargo, señala, hubo la conexión con quienes se les confió el nacimiento de una nueva República; porque allí se dio la oportunidad de romper con el esquema de la vieja República para hacer un nuevo Estado con los más altos intereses colectivos del país, bajo los valores de igualdad de un pueblo, pero esa esperanza fue traicionada para la época.

“La última llama que nos avivo por dentro el fuego y la pasión libertaria fueron los hechos del 27 y 28 de febrero del año 89; ahí vimos la necesidad de hacer algo lo más pronto posible. El 4F se venía cuajando con un grupo de militares unidos en la idea generalizada de bienestar colectivo”.

Desde los años 78 al  92, se venía conversando con, para entonces, el Teniente Hugo Chávez la situación de una Fuerza Armada que servía, sólo, a un grupito que se fue acentuando mucho más en el año 80 unido a la situación del país con una generación que no tenía voz, que intentaba sin éxito dar al traste con la dura realidad que vivía el país que estaba en manos de AD y sus derivados.

El 4F recobra valor cada día que va pasando porque sus objetivos, a medida que pasó el tiempo, fueron cumplidos por el pueblo, gracias a la lucha y enseñanza de Chávez.

“Fuimos un grupo de soldados y combatientes formados en lo social sin olvidar lo técnico, aprendimos de principios ciudadanos y del trabajo social, participativo y protagónico, con el objetivo de la transformación del país hacia la búsqueda de la felicidad colectiva, la cual se va cumpliendo con el tiempo” declaró.

El 4F debe significar, hoy, un histórico de memorias para recordarles a los aguerridos militares y al pueblo el compromiso asumido y que se multiplique en las nuevas generaciones.

No hay dudas que el 4F dio nacimiento, de forma irreversible, a la vigente unión cívica – militar en defensa de la Patria. (Morela Escalona / Prensa Corpolara)

 

 

 

 

 

 

Comandante Luis Reyes Reyes

Comandante Luis Reyes Reyes

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.